X
X
X
X
Principio de página

MPS III: descripción general

Los pacientes con mucopolisacaridosis (MPS) III tienen un mayor riesgo de morbidez severa y mortalidad temprana

MPS III, también conocida como el síndrome de Sanfilippo, es causada por una deficiencia de 1 de 4 enzimas — heparan N-sulfatasa, α-N-acetilglucosaminidasa, acetil CoA:α-glucosaminida N-acetiltransferasa, y N-acetilglucosamina-6-sulfatase—que corresponden con los 4 subtipos de la enfermedad, MPS IIIA, IIIB, IIIC, y IIID, respectivamente. La acumulación intracelular resultante de glicosaminoglicano (GAG) heparan sulfato ocasiona la enfermedad multisistémica progresiva, en la que la degeneración del sistema nervioso es el rasgo distintivo.1,2

Manifestaciones observadas
  • Los síntomas aparecen en distintas edades según la deficiencia enzimática específica y el índice de progresión de la enfermedad1: MPS IIIA y IIIB normalmente aparecen a una edad de 1 a 4 años, mientras que MPS IIIC y IIID normalmente aparecen hacia los 7 años de edad.1
  • Un patrón clínico que incluye una disminución cognitiva progresiva con retardo del habla, trastornos del comportamiento que incluyen agresividad, hiperactividad, trastornos del sueño, y actitud desafiante, acompañados de características dismórficas, cardiomegalia, epilepsia, y/o malformaciones ortopédicas, son indicadores de un estudio para MPS III inmediato.1
  • Prevalencia:
    • MPS IIIA se hace más presente en Europa del Norte.1
    • MPS IIIB se hace más presente en Europa del Sur1 y también se encontró que tiene una mayor prevalencia entre la población Turca en Alemania.3
Progresión de la enfermedad
  • Carga general de la enfermedad:
    • Generalmente los pacientes presentan un deterioro severo del sistema nervioso central, con pérdida de habilidades y desarrollo de un trastorno en la marcha, finalmente llegan a un estado vegetativo.1
    • Los pacientes tienen graves problemas de comportamiento entre los 3 y 10 años pero físicamente son bastante fuertes y con movilidad, lo que a menudo dificulta el manejo de estos pacientes por parte de los cuidadores.2
    • Esta enfermedad progresiva y debilitante impone una pesada carga psicológica y económica en los pacientes y sus familias.1,4
  • Progresión general de la enfermedad:
    • El retraso del desarrollo típicamente ocurre entre 1 y 4 años de edad.2
    • Los pacientes afectados entre los 3 y 10 años presentan rabietas serias, hiperactividad, trastornos del sueño, agresión y déficit de atención.2
    • Durante los estadios tardíos de la enfermedad, los pacientes generalmente presentan dificultades en la movilidad ocasionadas por trastorno articulares y también presentan convulsiones, lo que puede llevar a un estado vegetativo.1,2
  • Los pacientes con la enfermedad de progresión más rápida a menudo fallecen en los últimos años de la adolescencia por causa de infección respiratoria y enfermedad neurológica, mientras que otros pacientes pueden vivir hasta pasados los 30 años.1,2,5
  • Los pacientes con MPS III presentan anomalías musculoesqueléticas leves y por lo tanto requieren menos intervenciones quirúrgicas que los pacientes con otros subtipos MPS. Los pacientes pueden tener que someterse a1:
    • Miringotomías
    • Cirugía de hernia
    • Cirugía de túnel carpiano
Información genética
  • MPS III es una enfermedad poligénica, con cada subtipo asociado a un gen distinto 1,2:
    • MPS IIIA es causada por mutaciones en el gen heparan N-sulfatasa gen, SGSH.
    • MPS IIIB es causada por mutaciones en el gen α-N-acetilglucosaminidasa, NAGLU.
    • MPS IIIC es causada por mutaciones en el gen acetil CoA: α-glucosaminida N-acetiltransferasa, HGSNAT
    • MPS IIID es causada por mutaciones en el gen N-acetilglucosamina-6-sulfatasa, GNS.
  • Estas mutaciones genéticas llevan a una deficiencia enzimática y a la acumulación de GAG heparan sulfato.2
Consideraciones claves de tratamiento
  • Actualmente no existe ningún fármaco aprobado para MPS III; sin embargo, los ensayos clínicos que investigan nuevos enfoques terapéuticos se encuentran en curso.
  • Recomendaciones de tratamiento y manejo disponibles:
    • Delaney KA, Rudser KR, Yund BD, Whitley CB, Haslett PA, Shapiro EG. Methods of neurodevelopmental assessment in children with neurodegenerative disease: Sanfilippo syndrome. JIMD Rep. 2014;13:129-137. doi:10.1007/8904_2013_269.
    • de Ruijter J, Broere L, Mulder MF, et al. Growth in patients with mucopolysaccharidosis type III (Sanfilippo disease). J Inherit Metab Dis. 2014;37(3):447-454. doi:10.1007/s10545-013-9658-3.

Optimize patient outcomes through coordinated management.

Es una nueva era. Manténgase informado

Referencias: 1. Andrade F, Aldámiz-Echevarría L, Llarena M, Couce ML. Sanfilippo syndrome: overall review.Pediatr Int. 2015;57(3):331-338. doi:10.1111/ped.12636. 2. Yogalingam G, Hopwood JJ. Molecular genetics of mucopolysaccharidosis type IIIA and IIIB: diagnostic, clinical, and biological implications. Hum Mutat.2001;18(4):264-281. doi:10.1002/humu.1189. 3. Baehner F, Schmiedeskamp C, Krummenauer F, et al. Cumulative incidence rates of the mucopolysaccharidoses in Germany. J Inherit Metab Dis.2005;28(6):1011-1017. doi:10.1007/s10545-005-0112-z. 4. Grant S, Cross E, Wraith JE, et al. Parental social support, coping strategies, resilience factors, stress, anxiety and depression levels in parents of children with MPS III (Sanfilippo syndrome) or children with intellectual disabilities (ID). J Inherit Metab Dis. 2013;36(2):281-291. doi:10.1007/s10545-012-9558-y. 5. Tomatsu S, Montaño AM, Oikawa H, et al. Mucopolysaccharidosis type IVA (Morquio A disease): clinical review and current treatment: a special review. Curr Pharm Biotechnol. 2011;12(6):931-945. doi:1389-2010/11. 6. Online Mendelian Inheritance in Man, OMIM. Baltimore, MD: Johns Hopkins University Press. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/omim. Updated December 20, 2015. Accessed December 21, 2015.